Independientemente del control interno fiscal, todas las empresas de servicios públicos están obligadas a contratar una Auditoria Externa de Gestión y Resultados con firmas privadas especializadas. Además, las empresas de servicios públicos deberán tener un plan de gestión y resultados de corto, mediano y largo plazo que sirva de base para el control que se ejerce sobre ellas.

El informe de Auditoría está compuesto por diferentes componentes (financiero, técnico, operativo, tarifario), y debe ser elaborado por profesionales de diferentes disciplinas, con base en las buenas prácticas establecidas a nivel internacional para cada una de estas disciplinas. En este sentido, al elaborar el informe de auditoría relacionado con temas financieros, se deberá dar aplicación a las normas de aseguramiento, de acuerdo con lo establecido por el Gobierno Nacional en esa materia. La Auditoría Externa de Gestión y Resultados, es el procedimiento a través del cual se efectúa un análisis al prestador de servicios públicos domiciliarios, con el objeto de evaluar su gestión interna, teniendo en cuenta su objeto social, sus objetivos generales y su eficiencia como organización, obrando en función tanto de los intereses de la empresa y de sus socios, como del beneficio que efectivamente reciben los usuarios. En este sentido, con la AEGR se busca evaluar la gestión del prestador de acuerdo con los criterios, metodologías, indicadores y modelos que definan las comisiones de regulación y los requerimientos de la superintendencia de servicios públicos.